06 enero 2009

SALVÁ Y HEREDIA

Como dije en mi anterior entrada voy a ir dejando aquí los enlaces a algunas bibliografías y catálogos españoles de los más conocidos ya disponibles en la red. Otra vez en archive.org he encontrado los dos volúmenes del Catálogo de la Biblioteca de Salvá y los tres del catálogo de la de Ricardo Heredia. Como es sabido la biblioteca formada por Vicente Salvá y su hijo Pedro fue vendida a la muerte de este último por sus hijos y adquirida en 1872, total o casi totalmente, por Ricardo Heredia, Conde de Benahavis. Entre 1891 y 1894 Heredia vendió su biblioteca en pública subasta y los libros, entre los que se encontraban los de Salvá, fueron adquiridos en una gran parte por las principales bibliotecas públicas europeas y en otra gran parte pasaron al ámbito del comercio de los libros antiguos. Hoy en día se encuentran dispersos por todo el mundo en bibliotecas públicas y privadas y aún se encuentran ejemplares en comercio.
El catálogo de Salvá está disponible en dos ediciones: la original de 1872 y la edición facsímil realizada en 1963 por el Instituto Porter de Bibliografía Hispánica de Barcelona. Los enlaces que incluyo son los de la edición facsímil, digitalizada con más calidad. También lo he encontrado en la Biblioteca Valenciana Digital, donde también aparece la Noticia biográfica de D. Vicente Salvá escrita en 1849 por José María Zacarés. Otras fuentes de información en línea de interés sobre los Salvá son el blog de Diego Mallén (http://diegomallen.blogspot.com/) y este artículo de la revista Métodos de información de Romá Seguí, "Vicent i Peré Salva o la memoria de la Biblioteca del XIX".


Catálogo de la Biblioteca de Salvá escrito por Pedro Salvá y Mallén. Valencia: Imp. Ferrer de Orga, 1872. Facsímil en Barcelona: Porter, 1963. 2 v.
Vol. 1
Vol. 2










Catalogue de la Bibliothèque de M. Ricardo Heredia, Comte de Benahavis. París: Em. Paul, L. Huard et Guillemin, 1891-1894. 4 v.
Vol. 1.
Vol. 2.
Vol. 3.
Vol. 4.



1 comentario:

DIEGO MALLÉN dijo...

Muchas gracias por la referencia al blog Diego Mallén. Estupendo tu artículo. Saludos cordiales,
Diego.