19 marzo 2009

UNA ALEGACIÓN DE QUEVEDO

Vuelvo al tema de las alegaciones para comentar una que tiene como protagonista al mismísimo don Francisco de Quevedo y Villegas. Decía que algunas de ellas daban buenas sorpresas y este es un caso. Se trata de una alegación que dirige Quevedo contra dos de los habitantes de la Torre de Juan Abad, Pedro Lillo el Viejo y Pedro Díaz. Quevedo pleiteó contra el concejo de esta localidad para que le reconocieran el título de Señor de la Torre de Juan Abad, título que le había comprado su madre antes de morir. El único ejemplar que conozco de este porcón se encuentra en la British Library y en su catálogo en línea lo datan con interrogantes en 1630. A falta de otros datos para fecharlo con exactitud me centro en su descripción:

Por don Francisco de Quevedo, cavallero de la Orden de Santiago. Con Pedro de Lillo el Viexo, y Pedro Díaz, vezino de la Torre de Juan Abad. Sobre si ha lugar rescindirse lo que por sentencia de vista, y revista de la Sala está juzgado, y despachada carta executoria. [S.l., s.n., s.a.].

Fol.-A3.-3 f.


Posiblemente al final se encontraría una hoja en blanco que no se conserva. Gracias a la inicial grabada del principio del texto se puede atribuir al impresor madrileño Juan González, activo entre 1623 y 1633. Esta misma inicial E aparece, por ejemplo, en el tomo segundo de la Historia natural de Cayo Plinio Segundo, impresa por Juan González en 1629.


5 comentarios:

Galderich dijo...

Buena noticia que ayuda a perfilar el carácter de Quevedo.
Felicidades tambien por el método de fechar el documento y localizar la imprenta.

Carlos Fernández dijo...

Muchas gracias por tu comentario.
Saludos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Cuando la curiosidad y el ingenio se combinan siempre dan buen fruto.
Excelente aportación. Saludos y Gracias

Pablo Jauralde Pou dijo...

Estupendo, he añadido este enlace a la lista de quevedistas que trabajan documentalmente.

Carlos Fernández dijo...

Muchísimas gracias. ¡Qué bien! Cuando escribí esto no me esperaba para nada algo así.
Un saludo.