26 junio 2012

MUJERES IMPRESORAS

La Biblioteca Nacional de Madrid acaba de hacer público un micrositio dedicado íntegramente a las impresoras españolas desde el siglo XVI hasta el XIX. Como ya es sabido el papel de la mujer en la historia de la imprenta es importante. Se hicieron cargo como herederas, viudas o hijas, del establecimiento de imprenta familar y, aunque aún quedan muchos documentos por descubrir sobre sus labores exactas, ya sabemos que algunas de ellas fueron auténticas empresarias que supieron llevar el negocio de forma sobresaliente. En el trabajo puramente tipográfico su presencia debió ser muy escasa -algunas eran analfabetas- pero también hay algún caso de mujer metida de lleno en la fabricación de los impresos. Como digo queda mucho por investigar. En los últimos años se está destacando la presencia femenina en la imprenta antigua española y se han organizado exposiciones como la de "Muses de la imprenta", la de la biblioteca José María Lafragua de México o la habida en Málaga sobre las impresoras de esa ciudad, con sus respectivos catálogos publicados. Los blogs especializados en libro antiguo y bibliofilia también están siendo fuente de información; vean por ejemplo las entradas dedicadas a mujeres impresoras publicadas en Folio complutense
El micrositio que nos ocupa está organizado por siglos: XVI y XVII unidos, XVIII y XIX. En cada uno de ellos se da una introducción histórica, una selección de impresoras por ciudades con sus datos básicos sobre su vida y su trabajo profesional con imágenes de portadas, un PDF con la relación alfabética de las impresoras conocidas y, por último, una bibliografía muy completa en la que al lado de obras conocidas y trabajos muchas veces citados encuentro también artículos menos frecuentados por los especialistas. 




2 comentarios:

biblioaprenent dijo...

Sí, esto de las mujeres impresoras es curioso, muchas veces conocemos a la viuda de tal o de cual, como la Viuda de Ibarra ( Manuela ), o la viuda de Orga ( Antonia ), y no hay manera de saber su auténtico nombre, pasa a menudo y saber el nombre no es fácil.El caso es que en ocasiones fueron tan importantes como el marido o más.

Carlos Fernández dijo...

Tienes razón. No es nada fácil. Para ello lo más indicado es tirar de archivos, sobre todo de los de protocolos. Aunque estos suelen ser lugares en los que hay que armarse de paciencia para encontrar algo.
Saludos