23 diciembre 2010

EL GRABADO DEL LIBRO ESPAÑOL

En la "amenísima" presentación que tuvo este blog, una bibliografía sobre el tema de las marcas tipográficas, no incluí un título muy importante, El grabado del libro español  siglos XV-XVI-XVII: (Aportación a su estudio con los fondos de las bibliotecas de Valladolid) de Blanca García Vega. Recuerdo que es una obra que he manejado en varias ocasiones y que imperdonablemente la tenía olvidada cuando me dio por aquella presentación. Últimamente la estoy volviendo a leer y a hojear gracias a haberla adquirido en una conocida librería de Valladolid (y es que uno siempre ha tirado de bibliotecas para esto de las bibliografías y los manuales sobre libro antiguo). El hecho de que una obra de este tipo editada en 1984 todavía se pueda adquirir nueva es un hecho realmente llamativo. En mi imaginación cuando la encontré entre las estanterías de la librería pensé que quizás llevaría ahí años y años sin llamar la atención de nadie; pero no, debe ser más bien que la Diputación Provincial de Valladolid haría una tirada muy grande y todavía quedan ejemplares guardados esperando para ser distribuidos. 26 años después. Su autora para su tesis doctoral se dedicó a rastrear en las bibliotecas vallisoletanas todos los impresos antiguos que tuvieran lrabados para con ellos conformar un panorama de cómo era el mundo del grabado entre los siglos XV y XVII en España: temática, tipos, corrientes, impresores, grabadores. Tuvo la suerte de poder entrar en algunas bibliotecas en las que hoy en día resulta bastante complicado hacerlo (Colegio de los Ingleses, Colegio de los Escoceses, Monasterio de San Benito, por ejemplo). Incluso pudo trabajar con los fondos del Archivo de la Catedral, lugar donde durante muchos años los investigadores podían toparse con las trabas y la mala educación de su archivero; en la única experiencia que tuve con él en cinco minutos me vi de nuevo en la calle con la sensación de que me había tomado el pelo. Afortunadamente hoy en día ya es más fácil investigar en el archivo.
Vuelvo al libro de García Vega. La obra está dividida en dos tomos. En el primero hay una introducción a la historia de la imprenta en España y aquí se ha quedado un poco anticuada dado el avance que sobre este tema se ha dado desde aquel lejano año. La obra se basa en la visión de unos 1200 libros con grabados que sirven para conformar el panorama del grabado en España: artistas, procedencias, tendencias, tipos, temática, análisis iconográfico. Al basarse en los libros de bibliotecas vallisoletanas donde predominan los procedentes del centro peninsular, sobre todo los madrileños, la obra se queda un poco coja en cuanto al estudio del grabado en la periferia, todo el Levante, Barcelona, Mallorca... El tomo primero se cierra con 1060 reproducciones de grabados a tamaño reducido: frontispicios, ilustraciones, marcas tipográficas, escudos, iniciales grabadas... El tomo segundo es un catálogo diccionario organizado por  siglos y ciudades en primer lugar de impresores, con algunos datos básicos y descripción de sus marcas y otros elementos de sus libros, y en segundo lugar de los artistas grabadores con descripción de sus grabados. El tomo se cierra con la lista de los libros consultados en las bibliotecas, una bibliografía extensa y los índices. Estamos ante una obra que aún con sus faltas y errores puntuales ha resistido muy bien el paso del tiempo y sigue siendo de obligada lectura a la hora de estudiar la historia del grabado en la imprenta española, además de ser de gran ayuda en la descripción de grabados. Me despido con un grabado xilográfico de la escena del Nacimiento de Jesús presente en la obra, tan apropiado para estas fechas. Hasta el año que viene.


Opera quae authore Lodouico Perecio. Valladolid: Sebastián Martínez, 1561

12 diciembre 2010

BIBLIOTECA DIGITAL DE TIPOGRAFÍA

Liber Chronicarum. Nuremberg: Koberger, 1493

Y una biblioteca digital más. Otra, además, que se nutre de los enlaces de espacios externos. La Bibliothèque Virtuelle de Typographie recopila obras sobre tipografía digitalizadas disponibles en la red. En su página inicial informa de la división temática de las obras que contiene: así nos encontramos con libros sobre técnicas de tipografía, composición e imprenta, catálogos de caracteres, historia de la tipografía, obras impresas ejemplares para la historia de la tipografía, escritura, lengua francesa y documentos importantes para la tipografía. En el apartado de obras impresas ejemplares se encuentran algunas grandes obras de la historia de la imprenta relevantes para la historia de la tipografía: la Biblia de 42 líneas, el Liber Chronicarum de Koberger, los tipos de Aldo Manucio en Hypnerotomachia Poliphili... Tenemos también nombres capitales para la tipografía: Baskerville, Caslon, Bodoni, los Didot... Las únicas referencias al ámbito español son las páginas extraídas de la obra de Daniel Berkeley Updike Printing types, their history, forms and use sobre Antonio Espinosa de los Monteros, Jerónimo Gil y Eudaldo Pradell. Por último decir que me ha llamado la atención que entre las lugares que nutren esta biblioteca virtual, la mayor parte de ellos franceses, no se encuentra Europeana que podría hacer crecer en un buen número de referencias este sitio.

30 noviembre 2010

DIALOGYCA: DIÁLOGO HISPÁNICO

Se nota por el resultado que un proyecto bien meditado, bien desarrollado y con un equipo de investigadores experimentado no puede dar malos resultados. Hace unos años en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense comenzó la idea de la creación de una bibliografía específica del diálogo hispánico escrito en las "diferentes lenguas peninsulares, incluidos los hebreos, los latinos y los hispano-moriscos". Después de mucho trabajar actualmente ya se puede consultar en la red Dialogyca BDDH: Biblioteca Digital de Diálogo Hispánico, realización del "Grupo de Estudios de Prosa Hispánica Bajomedieval y Renacentista" dirigido por Consolación Baranda y Ana Vian y con Mercedes Fernández Valladares y Eleonora Arrigoni como principales investigadoras. El catálogo se ha hecho público cuando sus responsables han considerado que ya tenían un número significativo de registros. Para aprovechar todo lo que ofrece Dialogyca hay que registrarse con un nombre de usuario y una contraseña. A continuación se aceptan las condiciones legales y se entra en su formulario de búsqueda. La información se ha organizado partiendo de las obras y así en cada registro encontramos campos dedicados al autor de la obra (fechas, lugar de nacimiento, profesión...) y al diálogo en sí (año de creación, personajes, tipo de enunciación, materia...). A continuación los testimonios tanto manuscritos como impresos dados hasta la actualidad, incluyendo descripciones muy pormenorizadas de los antiguos y en la mayoría de los casos con reproducción digital (tanto las descripciones como las obras digitalizadas se visualizan en archivos PDF y en algunos casos estas últimas remiten a enlaces web externos). En último lugar y ya para dejar la noticia fetén otro archivo con la bibliografía pertinente. Para conocer con mayor detalle el proyecto y la estructura de la base de datos se halla disponible entre los eprints de la UCM el manual de trabajo para la realización de Dialogyca.

04 noviembre 2010

IBSO: INVENTARIOS Y BIBLIOTECAS DEL SIGLO DE ORO

Lorenzo Ramírez de Prado / Collaert. BNE.
En anteriores entradas ya se trajeron aquí dos de los proyectos realizados por el grupo de investigación SIELAE (Seminario Interdisciplinar para el Estudio de la Literatura Áurea Española), en concreto, el referido a las Relaciones de sucesos y el de la Literatura emblemática. En esta ocasión trato de la última de sus iniciativas, IBSO o Inventarios y Bibliotecas del Siglo de Oro, una base de datos relacional en torno a la posesión de libros durante el Siglo de Oro. Al contrario que los citados antes este no es un catálogo digital, no tiene imágenes de libros. Ofrece cuatro subcatálogos diferentes. El primero de ellos, Inventarios, contiene algunas bibliotecas antiguas conocidas a las que ha accedido a través de la bibliografía sobre esta materia: varias de las estudiadas por Trevor J. Dadson, el mayor especialista en esta materia; la biblioteca de Ramírez de Prado, una de las más importantes del siglo XVII en España, reconstruida por Joaquín de Entrembasaguas; la de Vincencio Juan de Lastanosa a través del manuscrito conservado en la Biblioteca Real de Estocolmo (sobre esta biblioteca mejor visitar el Proyecto Lastanosa)... El segundo de sus catálogos es Bibliotecas hipotéticas que intenta reconstruir bibliotecas a través de las anotaciones y ex libris y de los libros que se sabe leyó determinado personaje. De momento solo una, la de Francisco de Quevedo, por lo que veo bastante incompleta hasta ahora. En Bibliotecas ideales unos cuantos libros antiguos que tienen recomendaciones de lecturas para determinadas materias; por el momento también poco desarrollada y práctica. Por último, un catálogo en el que se quieren recoger todas las ediciones de los escritores del Siglo de Oro aparecidas hasta 1800, lo que parece una muy buena idea, pero que echándole un vistazo por encima lo que se ve es una relación ingente de títulos de libros antiguos de todos los países y de todas las materias, nada que ver con lo que anuncia en su presentación.

29 octubre 2010

BIBLIOTECA VIRTUAL DE LA FILOLOGÍA ESPAÑOLA

Se acumulan los nuevos recursos sobre libro antiguo para comentar. Uno de ellos es la Biblioteca Virtual de la Filología Española. Hace poco conocía de su existencia a través de Folio complutense, el blog de la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla. Este nuevo catálogo digital nace con la intención de recoger todas las ediciones de diccionarios, gramáticas y ortografías de la lengua española digitalizadas disponibles en repositorios y catálogos virtuales españolas y del extranjero.Su ámbito temporal abarca desde los primeros incunables hasta el siglo XX. Uno de sus atractivos es que también entresaca los vocabularios y diccionarios presentes en otras obras no necesariamente lingüísticas. Me fijo en que es un catálogo en el que triunfa el enlace a la imagen de la obra sobre su descripción, mejor dicho, sobre una descripción catalográfica o bibliográfica tradicional. Es una opción, pero en mi opinión tendría que haber siempre una descripción lo más completa posible de la edición. Otra cuestión, la de fondo. Con el paso del tiempo parece que está ganando terreno la idea de que los repositorios digitales, tipo Google Books, Europeana o Gallica, o más pequeños como los de muchas bibliotecas, están muy bien, pero para investigaciones sobre un tema en concreto pueden resultar poco útiles, poco manejables y dispersores en el sentido de encontrar las obras que a uno le pueden interesar en varios de ellos. Bien, pues qué mejor idea que la de crear catálogos digitales temáticos que se nutran de los grandes y los pequeños repositorios y que tengan la posibilidad de tratar las obras con mayor especialización y cuidado, donde quepan apuntes, por ejemplo, sobre la descripción bibliográfica de la obra, sobre las características especiales del ejemplar o también sobre la calidad de las imágenes o el formato de los archivos de imagen. Este es el potencial caso de esta Biblioteca Virtual de la Filología Española. Esperemos que pronto lleguen otras iniciativas de esta clase.

Aelij Antonij Nebrissensis grammatici dictionum hispaniaru[m] in latinum sermonem translatio explicita est. Salamanca: Juan Varela, 1516. Ejemplar UCM BH FLL Res. 270(1)

21 octubre 2010

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA, POR FIN


Beato de Liébana
La biblioteca de la Real Academia de la Historia, una de las grandes en España, ha pasado de apenas tener presencia en internet (sus impresos antiguos se encontraban únicamente en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico) a estar a la última en esto de los catálogos en línea y digitales. Por un lado, y creo que anterior al digital, ha colgado todo su catálogo general. Ahora ya no hace falta entrar en los farragosos catálogos impresos que sólo se ocupaban de algunas de sus colecciones (el impresionante catálogo en 48 volúmenes de la colección Salazar y Castro, por ejemplo). Por otro lado, gracias a la ayuda para proyectos de digitalización que desde hace unos años otorga el Ministerio de Cultura, ha conseguido tener su propio catálogo digital. De los últimos proyectos que han aparecido en internet de bibliotecas virtuales este es el que me parece de mayor importancia. Entre las piezas que ya se pueden contemplar están, por ejemplo, su Beato de Liébana y otros códices procedentes de la desamortización de los monasterios de San Millán de la Cogolla y de San Pedro de Cardeña; los autógrafos de la colección Fernández San Román (Lope de Vega, fray Luis de León, Antonio Pérez...); los rarísimos impresos menores y manuscritos de las colecciones Salazar y Castro, Jesuitas, Muñoz... De momento hay disponibles cerca de 500 obras digitalizadas y es previsible que con nuevas ayudas del Ministerio de Cultura siga creciendo durante los próximos años.

15 octubre 2010

EXPOSICIÓN DE INCUNABLES EN BOLONIA

Hasta el día 23 de octubre se podrá visitar en Bolonia la muestra Incunaboli: antichi libri a stampa dal mercato antiquario alla Biblioteca dell'Archiginnasio. Como bien dice el título, además de mostrar incunables muy destacados, la exposición se acerca a la historia de su adquisición a través de librerías italianas de la primera mitad del siglo XX, por ejemplo, la del poeta y también librero Umberto Saba. En su versión virtual se puede seguir la muestra en su totalidad. Aquí dejo algunas fotografías realizadas in situ por Sofia Simões. Mil gracias.
Cartel de la muestra
Corredor de la Biblioteca del Archiginnasio
MATTEO BOSSO, De instituendo sapientia animo
Bologna, Platone Benedetti, VIII id. nov. [6 XI] 1495. 4°, rom.

QUINTUS CURTIUS RUFUS, Historiae Alexandri Magni
Venezia, Giovanni Tacuino, 17 VII 1494. Fol., rom.

Factura de la Libreria Mario Landi, datada 13 mayo 1933
&
ANDRÉS DE ESCOBAR, Modus confitendi
[Roma, Stephan Plannck, c. 1496-1498]

ANDRÉS DE ESCOBAR, Modus confitendi
[Roma, Stephan Plannck, c. 1496-1498]

PIETRO DEGLI UBALDI, De duobus fratribus et aliis quibuscumque sociis
Venezia, Filippo Pinzi, non. aug. [5 VIII], 1490. Fol., got.
& Carta de Aldo Olschki a Albano Sorbelli, datada 26 octubre 1932

S. TOMÁS DE AQUINO, Quaestiones disputatae de potentia Dei, de malo, de unione Verbi incarnati, de spiritualibus creaturis, de anima, de virtutibus in communi. Ed. Theodoricus de Susteren.
Colonia, Heinrich Quentell, non. mai [7 V] 1500. Fol., got.

LIBRERIA ANTIQUARIA UMBERTO SABA, Catalogo 50. Incunaboli a prezzi d'occasione; Miscellanea di libri antichi e moderni; belle edizioni francesi moderne, [Trieste?, s.n.], febrero 1934
Carta de Umberto Saba a la Biblioteca del Archiginnasio, datada 17 febrero 1934
1 - Factura de la Libreria Anticuaria Umberto Saba, datada 17 enero 1933
2 - Carta de Umberto Saba a Albano Sorbelli, datada 27 enero 1933

ANTIOCO TIBERTI, Chiromantia.
Bologna, Benedetto Faelli, id. nov. [13 XI] 1494. 4°, rom. e gr., ill.

PUBLIUS OVIDIUS NASO, Opera.
[Precede:] FRANCESCO DAL POZZO, Epistola Francisco Gonzagae.
Bologna, Baldassarre Azzoguidi, 1471. Fol., rom.

08 octubre 2010

BIBLIOTHECA ARTIS

Acaba de inaugurarse Bibliotheca Artis: Tesoros de la biblioteca del Museo del Prado, exposición que en el Casón del Buen Retiro muestra los libros más importantes de la biblioteca de fondo antiguo del Museo del Prado que en los últimos años ha visto enormemente incrementado su patrimonio bibliográfico gracias a la adquisición de la bibliotecas de José María Cervelló (los libros con signatura CERV/) y de la familia Madrazo (signatura MAD/) . 40 obras de las 4500 que atesora, la mayoría de ellas piezas muy apreciadas y conocidas dentro del mundo del libro antiguo y la bibliofilia, como por ejemplo los tratados de arquitectura de Andrea Palladio (I quattro libri dell'architettura. 1ª ed. Venecia, 1570), la primera traducción al italiano de Marco Vitrubio (Como, 1521) o las teorías de la pintura de Francisco Pacheco (Arte de la pintura, su antigüedad y grandezas. Sevilla, 1649) y Vicente Carducho (Diálogos de la pintura. Madrid, 1634). Mucho más de lo que yo pueda resaltar aquí se encuentra en la página dedicada a la exposición, que cuenta entre otras secciones con la visión de todas las portadas de las obras expuestas con sus correspondientes textos explicativos. En un número reciente de la revista Educación y biblioteca se dedica un reportaje especial a las bibliotecas de museos y dentro de las bibliotecas con fondo antiguo se incide en la idea de que son colecciones con grandes tesoros bibliográficos pero poco conocidas y que sólo en los últimos años han empezado a abrirse al mundo catalogando sus fondos y haciéndolos públicos. Así, en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español ya se encuentran integradas la biblioteca del Museo del Prado, la del Museo Arqueológico Nacional (más de 1000 obras de fondo antiguo), la del Museo Cerralbo (en torno a 1200), la del Museo Naval (unas 2500) y otras más modestas como las de los museos del Traje, de Ciencias Naturales, Romántico o Nacional de Antropología. Específica de bibliotecas de museos españoles existe la Red de bibliotecas de museos BIMUS con un catálogo colectivo en el que precisamente la gran ausente es la del Museo del Prado.


Palladio. Venecia: Domenico de Franceschi, 1570.
Carducho. Madrid: Francisco Martínez, 1634.

17 septiembre 2010

INCUNABLES, COMERCIO Y ROBOS

Aquí dejo el enlace a un reportaje muy interesante aparecido en la Revista de arte dedicado a los incunables, su coleccionismo y los robos de los que son objeto. Lo único que le falta al reportaje es identificar los libros de las imágenes que lo ilustran. Estos son dos de ellos.

Psalterium latinum. Venecia: Bernardinus de Benaliis, 1493.
Manuale seu Baptisterium secundum usum ecclesiae Toletanae. Sevilla: Johannes [Pegnitzer] de Nuremberga, Magnus [Herbst] et Thomas [Glockner], 1494.


28 julio 2010

BIBLIOTECA DIGITAL DE CASTILLA Y LEÓN

Nada más y nada menos que 1245 obras de fondo antiguo hasta 1800 son las que tiene digitalizadas la reciente Biblioteca Digital de Castilla y León (ya se sabe, cada Comunidad Autónoma con su propia biblioteca virtual). Pero como en otras ocasiones, me voy a centrar en algunas bibliografías y catálogos que he encontrado. Tantas horas y horas pasadas en bibliotecas o en casa cuando los libros eran de préstamo consultando bibliografías y catálogos de bibliotecas en busca de las obras que me interesaban y ya está cerca el día en el que todo va a estar disponible en este mundo infinito de internet. La primera búsqueda que se me ha ocurrido hacer ha sido la del Catálogo razonado de las obras impresas en Valladolid, 1481-1800, editado en 1926 por Mariano Alcocer Martínez (1860-1944), bibliógrafo, bibliotecario, archivero e historiador que desarrolló su labor profesional en torno a la Universidad de Valladolid, y todavía hoy de consulta obligada para los estudios bibliográficos vallisoletanos. El resultado ha sido negativo, sigue sin estar en ningún catálogo digital de la red y supongo que es por derechos de autor (¿o, más maliciosamente, porque existe una edición facsímil moderna realizada por la Junta de Castilla y León?). Según la legislación española han de pasar 80 años desde el fallecimiento del autor para que sus obras pasen a ser de dominio público. Claro que si es por eso es contradictorio que sí se encuentren otras obras de Alcocer, ya sea solo o acompañado por Saturnino Rivera, todas realizadas con la fiabilidad de saber que los manuscritos e impresos detallados fueron vistos por los autores:

- Bio-bibliografías de teólogos notables / por Mariano Alcocer y Martínez (1930).
- Bio-bibliografías de juristas notables / por Mariano Alcocer y Saturnino Rivera (1924).
- Bio-bibliografías de médicos notables / por Mariano Alcocer y Martínez (1931).
- Felipe II y la biblia de Amberes / por Mariano Alcocer y Martínez (192?).

Otro gran investigador e historiador de literatura que se centró en temas vallisoletanos fue Narciso Alonso Cortés. En esta biblioteca digital se encuentra por ejemplo su Miscelánea vallisoletana en la edición de 1955 que recogía las siete series editadas por separado más dos de artículos no aparecidos en ellas. Esta Miscelánea es una recopilación de breves trabajos sobre literatura, historia y bibliografía. Muchos de ellos ya superados, ya bien sabidos o directamente refutados, pero todavía de valor. Artículos sobre Quevedo, Lope de Vega, Hernando de Acuña, Gabriel del Corral, Lope de Rueda, fray Luis de León... relacionados todos de alguna manera con la ciudad del Pisuerga partiendo la mayoría de documentos de la biblioteca universitaria, la de Santa Cruz. Desde luego a quien le interese la obra de este autor en esta biblioteca digital tiene todo un filón, pues hay digitalizadas 89 de sus obras. Directamente relacionado con impresores está "Datos relativos a impresores del siglo XVI", que con ese título hay que adentrarse en sus páginas para saber que trata de los impresores Andrea y Domingo de Portonariis basándose aquí en documentos de la Real Chancillería de Valladolid.
Gran sorpresa encontrar el Diccionario geográfico de Pascual de Madoz completo, los dieciséis volúmenes, útil aún para historiadores y con mucha información bibliográfica sobre los lugares que va describiendo.
Otro libro que ha llamado mi atención y que no conocía ha sido La biblioteca del camarista de Castilla Don Fernando José de Velasco y Ceballos de Mateo Escagedo (1932). Gran parte de la biblioteca de este importante personaje de la Ilustración pasó a la de Pedro Caro y Sureda, III Marqués de la Romana, y a través de ésta llegó a la Biblioteca Nacional. El autor de este librillo relaciona los libros de esta biblioteca que tienen relación con Cantabria y los manuscritos e incunables en general.
Sobre escritores de Burgos una antigua obra de 1941, De bibliografía burgense de Eloy García de Quevedo, ampliación y revisión de la anterior obra sobre el mismo tema, la de Martínez Añíbarro, Intento de un diccionario biográfico y bibliográfico de la provincia de Burgos (1889), tampoco digitalizada aquí (también con facsímil moderno de la Junta de Castilla y León). También sobre Burgos una primeriza y muy rara tipobibliografía de 1928, La imprenta en Burgos y su provincia de Domingo Hergueta: en cuatro volúmenes e inédita lo que se encuentra aquí es la copia mecanografiada conservada en la Biblioteca Pública de Burgos. De otras ciudades castellanoleonesas volvemos a encontrar La imprenta en Medina del Campo de Pérez Pastor y la obra de Tomás Baeza sobre la imprenta en Segovia de 1880.
Para terminar, pues esto solo pretendía dar a conocer algunas de las variadas posibilidades en bibliografía de esta biblioteca digital, me he fijado en que  hay algunas obras clásicas sobre el apóstol Santiago y el Camino. En primer lugar, Las peregrinaciones a Santiago de Compostela (1948-1949) de Luis Vázquez de Parga, fundamental en cualquier estudio jacobeo que se precie. También necesaria la obra de Luciano Huidobro, Las peregrinaciones jacobeas (1949-1951). Y otros dos autores clásicos, Atanasio López y su Bibliografía del Apóstol Santiago (1947) y Antonio López Ferreiro con Las tradiciones populares acerca del sepulcro del Apóstol Santiago (1883).

18 julio 2010

DOS AÑOS DE "MARCAS TIPOGRÁFICAS"

Esta entrada es para dar algunas informaciones de este blog coincidiendo con su segundo aniversario. En los últimos meses la frecuencia de publicaciones ha sido menor de lo que me hubiese gustado, pero sobre todo asuntos de trabajo me han impedido ser más constante. También que uno está todos los días rodeado de libros y en el tiempo libre no siempre apetece seguir dando vueltas a los mismos temas. Según las estadísticas proporcionadas por Google Analytics -que he de creerme- en este año el blog ha sido visitado casi 11500 veces de las cuales un 71 por ciento corresponde a usuarios nuevos; por tanto hay un 29 por ciento de visitantes que han repetido. El promedio de tiempo en el sitio es de 1 minuto y 42 segundos. En cuanto a las páginas más visitadas sigue estando en primer lugar igual que hace un año la entrada "Tipografía antigua en Flickr" (805 visitas); en segundo lugar, "Diego Hurtado de Mendoza, autor del Lazarillo de Tormes" (662) y, en tercero, "Imprenta Real, fuentes de la tipografía española" (464). Personalmente de las que me siento más contento son las dos en las que di noticia de dos nuevos ejemplares de la edición del Lazarillo de Burgos de 1554, la dedicada al memorial de Lucas Antonio de Bedmar y la de la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Por países, España, México, Argentina, Portugal, Colombia, Francia, Chile, Brasil, Perú y Venezuela en los diez primeros lugares. La sección de Letras capitales la tengo un poco abandonada, pero espero este año aumentarla con nuevos impresores. Muchas gracias a todos los que leen este blog y a los que contribuyen con sus comentarios a hacerlo más rico y entretenido. Mención especial para Sofia Simões por su gran trabajo en las dos entradas dedicadas a los impresores portugueses hebreos y por sus comentarios llenos de buenas recomendaciones e ideas. Las últimas novedades que he añadido en el diseño del blog, añadir titulillos a las imágenes y las posibilidades de hacer el texto más grande para las personas con problemas visuales y de escucharlo partieron de ella. Ahora a por el tercer año.

28 junio 2010

INICIALES GRABADAS DESDE AUSTRALIA

Brueghel el Viejo, 1557450.000 imágenes de manifestaciones artísticas de todo el mundo, principalmente de la cuenca mediterránea, Japón, India y Camboya, es lo que nos ofrece ArtServe, una base de datos dependiente de la Universidad Nacional de Australia. Para probar la calidad de un gigante visual así uno piensa en los lugares que le resultan más conocidos a ver si tal museo o aquella iglesia también están presentes. Y sí, el barrido por ciudades y pueblos de España parece que es importante. Por ejemplo, 91 imágenes del magnífico Museo Oriental de Valladolid, todas las iglesias con arte (si no me equivoco) de la misma ciudad, la preciosa Ermita de Santa María de la Anunciada de Urueña, la iglesia de San Martín de Frómista, los escudos de la Plaza Vieja de Saldaña... Bien, uno puede pasarse horas viendo arte -y no sólo arte, también calles y paisajes- de muchas ciudades del mundo, pero he traído aquí esta página porque también tiene su sección, la número 4, dedicada en parte a la imprenta, al arte de la imprenta manifestado a través de grabados, letras capitales, ornamentos, marcas tipográficas. Para localizar a un impresor o a un grabador se puede utilizar el buscador general de la base de datos o también existe la posibilidad de ir navegando a través de los distintos índices: por tipo, por artista, por país, por técnica. Así me he encontrado, por ejemplo, grabados de Brueghel el Viejo, la famosa letrería completa de la Danza de la Muerte diseñada por Hans Holbein el Joven y una buena cantidad de iniciales grabadas, adornos y marcas tipográficas de impresores como Cristóbal Plantino, Charles Estienne, Guillaume Rouillé, Jean de Tournes, Johann Froben, Johann Schöffer... Eso sí, impresores españoles o portugueses ninguno.

22 junio 2010

AUTÓGRAFOS DE CALDERÓN

Entre los cientos de textos digitalizados que van llenando y llenando cada vez más el mundo de internet a veces hay que pararse para destacar algunos que son piezas excepcionales y de una importancia máxima. Desde hace muy poco están disponibles en memoriademadrid, web del Ayuntamiento de Madrid en la que se recogen imágenes y textos de especial interés para la historia madrileña, los autos sacramentales autógrafos de Calderón de la Barca que se conservan en la Biblioteca Histórica Municipal de Madrid, en total veintitrés escritos entre 1665 y 1670 al parecer preparados para darlos a la imprenta. La historia de estos autos y de por qué se conservan en la Biblioteca Histórica se explica bien en la presentación de la noticia en la web. Yo me voy a fijar en el aspecto más técnico de la digitalización. Las imágenes se han insertado en archivos PDF de una gran calidad muy necesaria para este tipo de documentos únicos y muy apropiada para los manuscritos donde es indispensable una visión lo más nítida posible para facilitar la lectura así como una reproducción fiel del original muy útil para los investigadores. Inconveniente del PDF de alta calidad es el tamaño del archivo que puede producir una descarga lenta o con cortes. Lo ideal hubiese sido poder contar también con una versión en archivo de imagen tipo JPEG individual para cada página del documento y que permite una navegación rápida de imagen a imagen sin necesidad de la descarga.

01 junio 2010

GUILLÉN DE BROCAR, EL MUSEO DE LA COMUNICACIÓN, MARCAS PARISINAS Y LA IMPRENTA EN AMÉRICA

Barco
"Xilografía. Oceanica classis, 1494"
Título resumen consecuencia de ir saltando de un sitio a otro. Y podría ser todavía más largo, claro. Como casi siempre por pura casualidad, leyendo la entrada de Arnao Guillén de Brocar en wikipedia, he encontrado esta web, Museo de la comunicación que, aunque en construcción y por tanto con cosas que mejorar y completar, ofrece algunas buenos enlaces e informaciones. Este museo virtual depende del portal Infoamérica creado por la Universidad de Málaga y dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la comunicación. ¿Qué es lo que contiene el Museo de la comunicación para que sea comentado aquí? Una historia de la imprenta, editores, impresores y tipógrafos (así distinguidos) en el sentido de que la invención y difusión de la imprenta fue un hito en la historia de la comunicación humana. Obvio. De sus secciones cabe destacar la Galería de grandes impresores y tipógrafos, una selección de los mejores de la historia (aquí es donde está incluido Guillén de Brocar) con información y enlaces a otras páginas en cada uno de ellos, aunque algunos todavía en construcción. En las otras secciones, La imprenta de Gutenberg, la Tipografía y Exposiciones, se acumulan más y más links de mayor o menor calidad. Como no quiero llenar esto de enlaces voy a ir recopilando algunos de ellos que me han parecido interesantes para comentarlos en otra ocasión. Aunque ahora sí voy a traer dos de ellos: "Marques d'imprimeurs des XVe et XVIe siècles", recopilación de marcas de treinta y dos impresores de París de esos siglos, y en la sección de Exposiciones las dos contenidas son de tema americano y están bien. La primera sobre los grabados de la obra en varios volúmenes de Théodor de Bry en la que describe el continente americano y la segunda sobre la difusión de la imprenta en América a través de los libros de las riquísimas colecciones de la Jay I. Kislak Foundation y del Museo y Biblioteca Rosenbach. En esta segunda exposición, "Lecturas culturales. Colonización e imprenta en las Américas", merece la pena perderse por sus secciones y subsecciones viendo las portadas y grabados de libros tan importantes como La relación y comentarios del governador Alvar Núñez Cabeza de Vaca (Valladolid, 1555, 2.ª ed.), la edición de las Cartas de Colón de Basilea en 1494 (la imagen de esta entrada) o el Vocabulario en lengua mexicana y castellana de Alonso de Molina (México, 1571), entre otros. Por cierto, y ya para terminar, también está la edición contrahecha de la Historia verdadera de Bernal Díaz del Castillo identificada como la primera edición. Una vez más.

28 abril 2010

SOBRE LA HISTORIA VERDADERA DE LA CONQUISTA DE LA NUEVA ESPAÑA

La sección de fondo antiguo de la Universidad de Sevilla sigue digitalizando sus libros y pone a disposición de los usuarios un servicio de correo a través del que informa semanalmente de las nuevas obras disponibles. Esta semana entre las novedades estaba la edición de 1632 de la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo, la primera edición de esta importante obra de la literatura colonial española. De esta misma edición conozco otro ejemplar digitalizado propiedad de la Biblioteca Nacional disponible en Biblioteca Digital Hispánica. De esta obra existe otra edición con el año 1632 en su pie de imprenta, pero que en realidad se imprimió mucho tiempo después de la primera y es, por tanto, una edición contrahecha. En muchas bibliografías, catálogos y ediciones se ha identificado incorrectamente la primera edición y, por contra, son pocos los bibliógrafos y especialistas que han acertado en el orden cronológico de las ediciones. Realmente sólo manejando unos conocimientos tipográficos básicos resulta claro apreciar que la edición contrahecha no pudo ser impresa en el año 1632 y tuvo que serlo mucho tiempo después, posiblemente a finales de siglo o principios del siguiente. Uno lee el título de esta edición y se encuentra con la palabra "NUEVA": las primeras úes mayúsculas en España se empiezan a ver en algunos impresos de los años 70 del siglo XVII (seguramente de tipos importados de Europa donde en algunos países como Holanda y Alemania ya se utilizaba desde varias décadas antes). Dentro del libro hay otros ejemplos de úes mayúsculas y un examen más en profundidad de otros elementos, por ejemplo, la orla tipográfica de la portada o la marca de agua, también son propios de un año mucho más avanzado que el de 1632. El principal motivo de confusión, aparte obviamente del propio pie de imprenta, es un capítulo final que no está presente en la edición contrahecha y sí en la primera edición y en cuyo principio se viene a decir que por aviso de un lector se incluye este capítulo que se dejó de imprimir en la primera edición. La explicación a este lío es sencilla: de la primera edición se hicieron dos tiradas, una primera sin el capítulo final y otra posterior con él.



Portada de la 1ª edición



Portada de la edición contrahecha

03 abril 2010

ENCUADERNACIONES ARTÍSTICAS EN EL ARCHIVO DE LA NOBLEZA

Aprovechando estos días libres de Semana Santa me he acercado por fin a Toledo a ver la exposición de encudernaciones artísticas de los fondos de la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, ubicada en el Hospital Tavera, monumental edificio con un magnífico claustro y sede también del Archivo. A primera vista y dada las dimensiones de la sala de la exposición uno piensa que la muestra no será muy extensa, pero nada de eso. En las vitrinas se concentra un muy buen número de diferentes encuadernaciones que se van sucediendo por orden cronológico de los siglos XV al XX. Bellas encuadernaciones góticas, renacentistas, platerescas, mudéjares, barrocas, neoclásicas, editoriales modernistas, en seda, en terciopelo... Tratándose como se trata de un fondo procedente de archivos nobiliarios merecen especial atención las heráldicas, desde el siglo XVII en pasta y decoradas con abanicos hasta las brillantes neoclásicas del siglo XVIII con los escudos de armas dorados. Merecen también reseña los distintos tipos de papeles decorados utilizados sobre todo en las guardas, pero también como cubiertas. Además de las encuadernaciones hay otros objetos para guardar documentos como un estuche cilíndrico de madera para un pergamino enrollado o una caja de ébano y marfil. También se pueden ver máquinas, herramientas y materiales propios de esta disciplina. En una exposición de encuadernaciones sería de agradecer que las cartelas informativas describieran cada tipo de encuadernación y aquí se limitan al nombre y a la obra que contiene el volumen. Para una descripción pormenorizada de cada una hay que consultar el catálogo de la exposición, en el cual también hay varios capítulos introductorios, de los que merecen especial atención "El patrimonio documental nobiliario: bibliotecas y archivos", "La evolución de los estilos decorativos" y "Los papeles decorados". A continuación y para terminar algunas fotografías.

Encuadernación gótica de cantoral (s. XV).

Encuadernación de cartera (siglo XVI).













Encuadernación mudéjar (s. XVI).


Encuadernación renacentista con cruces de la orden de Calatrava y sello de plomo (s. XVI).



Encuadernación plateresca (s. XVI).



Encuadernación heráldica de abanico (s. XVII)

Encuadernación heráldica barroca (s. XVII).





Encuadernación heráldica sobre seda (s. XVII).





Encuadernación heráldica neoclásica (s. XVIII).

Encuadernación tipo imperio (s. XIX).



Encuadernación de terciopelo (s. XVI).


Encuadernación con papel decorado (s. XVIII).

Matrices de madera y corcho para papeles empastados.



Tipo de costura.


Herramientas.


06 marzo 2010

DIEGO HURTADO DE MENDOZA, AUTOR DEL LAZARILLO DE TORMES

El Lazarillo de Tormes vuelve a visitar este blog tras las noticias del descubrimiento de dos nuevos ejemplares de la edición burgalesa de 1554. Los bibliógrafos e historiadores de la literatura antiguos tenían razón cuando daban a Diego Hurtado de Mendoza la autoría del Lazarillo. Tras una larga historia editorial sobre la cuestión de la autoría de nuestra más famosa novela picaresca basada en atribuciones nunca basadas en una fuente documental, sino en análisis del texto y de las circunstancias que pudieron rodear su escritura (la más reciente la de Rosa Navarro Durán atribuyéndoselo sin ninguna duda a Alfonso de Valdés) ha aparecido el primer documento en el que se demuestra que Diego Hurtado de Mendoza fue su autor. Su descubridora ha sido Mercedes Agulló y Cobo que preparando su ampliación de su gran obra y tesis doctoral, La imprenta y el comercio de libros en Madrid: siglos XVI-XVIII, ha encontrado en el inventario de los bienes y papeles que pertenecieron a Juan López de Velasco un gran lote de documentos que eran de Diego Hurtado de Mendoza, del que López Velasco fue su albacea; entre esos documentos hay dos líneas que dicen: "Un legajo de correcciones hechas para la impresión de Lazarillo y Propaladia". He hecho un breve resumen de la noticia, que podéis ampliar con la lectura de El Cultural.es, donde ha sido difundida. También recomiendo la lectura del acertado artículo de Pablo Jauralde Pou en la misma revista. Asimismo enlazo con la noticia aparecida en el blog de la editorial Calambur, donde ya está preparada la edición de la investigación de Mercedes Agulló con el título A vueltas con el autor del Lazarillo. A mí personalmente esta noticia me ha servido también para descubrir que, por fin, la tesis doctoral de Mercedes Agulló se encuentra digitalizada en los E-Prints de la Universidad Complutense.