26 diciembre 2011

LA BIBLIOTECA DE QUEVEDO

Se ha publicado el último número de Manuscrt.Cao, revista de literatura española y manuscritos, en el que hay un artículo dedicado a la biblioteca de Francisco de Quevedo firmado por Sofia Simões -lectora casi desde sus inicios de esta pantalla, siempre acertada en sus comentarios y colaboradora con alguna entrada- y por quien escribe este blog. La historia interna de este trabajo se inicia en el momento en el que Pablo Jauralde en Han ganado los malos publica una entrada tratando de un manuscrito conservado en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid que contiene cerca de 200 títulos de la biblioteca quevediana. Un comentario mío a esa entrada y el resultado meses después de transcripción e investigación es el que ya se puede leer en el artículo. Se trata de un manuscrito con el que ya trabajó Felipe Maldonado en los años 70, pero al que le hacían falta una nueva lectura y una actualización a los tiempos actuales en los que es mucho más fácil asociar posibles obras y ediciones a los asientos bibliográficos del original. Muchas gracias a Pablo por la espontaneidad, la ayuda y la confianza dadas y a los editores de Manuscrt.Cao por acoger el artículo en su revista.

Primera hoja del manuscrito. AHPM, Prot. 8471

16 diciembre 2011

LOS ELZEVIROS SIGUEN VIVIENDO

Sin duda en la historia de la imprenta europea la familia de impresores de los Elzeviros ocupa un lugar de honor. El primero de ellos fue Lodewijk Elzevier (fl. 1580-1617) quien, tras aprender el oficio de la mano de Christophe Plantin, en 1580 se trasladó a la ciudad holandesa de Leiden para abrir su propio taller de imprenta. Tras su muerte Bonaventura y Abraham Elzevier dieron un gran impulso a la imprenta gracias a sus ediciones de bolsillo, habitualmente en formato dozavo, de los clásicos griegos y latinos que obtuvieron gran fama en su tiempo gracias a su calidad y a sus razonables precios. Otros miembros de la familia abrieron talleres también en La Haya, Amsterdam y Utrecht. El último miembro impresor de la dinastía fue Abraham Elzevier (II) a cuya muerte ocurrida en 1712 la actividad editorial de los Elzeviros dejó de existir. Sin embargo, en 1880 el librero Jacobus Robbers fundó una pequeña editorial y le puso el nombre de Elsevier en honor a los Elzeviros y adoptó como logo editorial la marca tipográfica creada por Isaac Elzevier (fl. 1617-1626) que ilustra esta entrada. Elsevier es hoy en día una de las editoriales más poderosas y prestigiosas dentro del mundo científico. Los investigadores que se mueven en ese ámbito suelen asociar Elsevier a producto de calidad. Recientemente la editorial ha creado en la red un catálogo de los libros antiguos que conserva la corporación. En ella podemos encontrar, como es lógico, mayoritariamente las obras impresas por los Elzeviros con una somera descripción bibliográfica e imágenes, no de las obras que en mi opinión hubiese sido mejor, sino de las encuadernaciones.

24 noviembre 2011

COLECCIÓN DE PRAGMÁTICAS DIGITALIZADAS

La biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Barcelona ha creado un catálogo digital llamado Col·lecció de Pragmàtiques i altres documents (s. XVI-XIX) en el que se encuentra un importante fondo de pragmáticas, cédulas y otros impresos de tipo legislativo, político y económico. Esta colección forma parte de la Biblioteca Económica Carandell, que cuenta con más de 12000 monografías y entre ellas un muy respetable número de impresos antiguos. El modo más rápido de acceder a ellas es o navegando por los reyes que las dictaron o directamente buscando por título en el catálogo general de la biblioteca. Buena calidad de las digitalizaciones, aunque un reparo: he encontrado algunas en las que no se han digitalizado las hojas en blanco, hecho que puede llevar a alguna confusión. 
Tener a disposición las imágenes de este tipo de impresos legislativos puede resolver muchas dudas por cuanto es habitual que se hiciera más de una edición en el mismo año o que haya emisiones distintas. Algunas de estas ediciones que comparten todos los datos básicos de catalogación -mismo título, pie de imprenta, formato y paginación- sólo se pueden diferenciar si podemos ver sus imágenes comparadas: entonces es cuando apreciamos que las líneas de texto no son iguales, es decir, no comparten la misma disposición textual. En algunos casos extremos incluso pueden compartir disposición textual, pero ser diferentes, diferenciables quizás por diferentes adornos o iniciales grabadas o por palabras abreviadas y sin abreviar. Otras bibliotecas con buenas colecciones de este tipo de impresos ya digitalizados son la Biblioteca General de la Universidad de Granada con la colección Montenegro, la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla  y la Biblioteca Foral de Vizcaya.

Pregmática del pan. [S.l., s.i., 1539]. UAB.

18 noviembre 2011

NUEVAS REFERENCIAS DE MARCAS TIPOGRÁFICAS

Como ya hizo con la obras de McKerrow y Vindel, CERL aprovecha la digitalización de otras dos referencias clásicas sobre marcas tipográficas para incluir en su tesauro nuevos impresores con sus correspondientes marcas. Se trata de dos libros de Paul Heitz digitalizados por la Biblioteca Nacional de Berlín (Staatsbibliothek zu Berlin): 

Basler Büchermarken bis zum Anfang des 17. Jahrhunderts / hrsg. von Paul Heitz. Mit Vorbemerkungen und Nachrichten über die Basler Drucker von C. Chr. Bernoulli. - Strassburg : Heitz & Mündel, 1895. - XXXVIII S., [1] Bl., 111 S. : zahlr. Ill. ; 2º. - (Die Büchermarken der Buchdrucker- und Verlegerzeichen ; [4])

Elsässische Büchermarken bis Anfang des 18. Jahrhunderts / hrsg. von Paul Heitz. Mit Vorbemerkungen und Nachrichten über die Drucker von Karl August Barack. - Strassburg : Heitz & Mündel, 1892. - XXXIV, 160 S. : Ill. (LXXVI Taf.). - (Die Büchermarken oder Buchdrucker- und Verlegerzeichen ; [1]) 

La primera de ellas recoge las marcas de los impresores de Basilea desde el inicio de la imprenta hasta el siglo XVII y tiene imágenes de marcas tan espectaculares como esta de Johann Amerbach: 



La segunda de las obras es un estudio de los impresores alsacianos desde el inicio de la imprenta hasta el siglo XVIII. La ciudad más importante para la historia de la imprenta de esa región que hoy forma parte de Francia es Estrasburgo. Aquí la marca de uno de sus impresores de época incunable, Martin Schott: 


El modo de acceder a las marcas desde el tesauro de CERL es sencillo: primero búsqueda del impresor en el que uno esté interesado y. si está su marca o marcas, enlaces directos a las imágenes obtenidas de los libros digitalizados. Aquí dejo una muestra, la del impresor español Melchor Sánchez, con imágenes extraídas del libro de Vindel sobre marcas de impresor.

06 noviembre 2011

DOS RARAS FORMAS DE IMPRESO DE UNA HOJA

Un cálculo aproximado del número de impresos que hubo en siglos pasados tendría que distinguir claramente entre libros y otras formas impresas de menor entidad, o mejor dicho, de menor tamaño en cuanto a sus páginas. De los libros con cierto margen de error podemos establecer un número, pero de esos impresos de pocas hojas o de una hoja es ciertamente imposible. Incluso creo que de estos impresos menores habría que hacer dos divisiones: los que tienen más de una hoja sin llegar a la categoría de libro y los que únicamente tienen una hoja. Habría que traer aquí ahora lo que se considera un libro y lo que no, si basta con un número de hojas encuadernadas y formando un volumen como dicen algunas definiciones o si ha de contar al menos con 49 páginas como dicen las más normativas. Para el caso que nos ocupa creo que entendemos lo que significa libro y lo que significa impreso menor. Algunos tipos de estos impresos de pocas hojas son: relaciones de sucesos, memoriales, alegaciones fiscales (aunque las hay también muy largas), cartas, poemas breves, relaciones de servicios.. Todos ellos conocidos, bien estudiados algunos, incluidos en bibliografías y catálogos, fácilmente reconocibles. Pero están también los impresos de una hoja, la hoja volante, con un carácter mucho más efímero y perecedero que los anteriores, de usar y muchas veces tirar y por tanto muy escasos en la actualidad. Impresos administrativos, publicitarios, informativos, bulas, calendarios, listas, esquelas... ¿Qué valor le damos hoy en día a esta forma de impresos cotidianos? Ninguno. Pues en los siglos anteriores no debió ser diferente. Son estos materiales muy difíciles de localizar siendo más habituales en archivos que en bibliotecas y en España creo que el investigador que más se ha ocupado de ellos es Víctor Infantes, sobre todo de los carteles poéticos. Una clasificación de las diferentes modalidades de estos impresos es complicada y siempre ha de estar abierta a la incorporación de nuevos productos desconocidos. Sirvan como ejemplo las dos hojas que traigo hoy aquí. La primera de ellas es una guía y la encontré hace poco en una subasta del portal Ebay (por cierto, intenté hacerme con ella pero hubo alguien más generoso que yo en su oferta). Reconozco que cuando vi esta hoja no supe qué era, qué significaba esto de guía. Diccionario de la RAE: "Despacho que lleva consigo quien transporta algunos géneros, para que no se los detengan ni decomisen". Efectivamente eso parece ser esta guía de la provincia de Valladolid para el año 1659, impreso modelo con sus espacios en blanco para ser rellenados.


La segunda de estas hojas es un cartel impreso también administrativo utilizado por un hospicio o albergue de pobres en el siglo XVIII. El hospicio Ave María puede ser el que hubo en Madrid en lo que hoy es el Museo Municipal. En él se relacionan los "hombres, mugeres, muchachos, muchachas, niños y niñas" que en un día determinado salieron y entraron, durmieron allí y comieron fuera por si había que rebajarles la ración que les correspondía. 


Algo de bibliografía
INFANTES, V.: "Los impresos efímeros: búsqueda, identificación y descripción", en Manuel J.Pedraza 
(ed.)  Comercio y tasación del libro antiguo: análisis, identificación y descripción (Textos y materiales), Jaca, 1-5 de septiembre de 2003, Zaragoza, Prensas Universitarias, 2003, p. 133-199.
INFANTES, V.: "Historia mínima (y desde luego incompleta) de los impresos de una sola hoja. I: los primeros tiempos de la imprenta", en Litterae: cuadernos sobre cultura escrita, 1, 2001, p. 137-144.
INFANTES, V.: "Historia mínima (y desde luego incompleta) de los impresos de una sola hoja. II: los años áureos", en Edad de oro cantabrigense: actas del VII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas del Siglo de Oro, 2006, p. 351-356. [Estos dos artículos recogidos también en Infantes, Víctor: Del libro áureo, Madrid, Calambur, 2006].
MOLL, Jaime: "Los surtidos de romances, coplas, historias y otros papeles", en De la imprenta al lector: estudios sobre el libro español de los siglos XVI al XVIII, Madrid, Arco Libros, 1994.

02 noviembre 2011

FONDOS ANTIGUOS DE LA RAMSE

La Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla ha puesto en internet Fondos antiguos, catálogo digital de su rica biblioteca de libros antiguos. Hay muchos proyectos de digitalización de bibliotecas de fondo antiguo y a veces uno se encuentra con alguno que merece ser destacado especialmente. Fondos antiguos me parece bueno por su originalidad, calidad de las digitalizaciones y herramientas para navegar por las imágenes. Parece que detrás de este catálogo no está ninguna de las empresas informáticas habituales que suelen trabajar con las bibliotecas españolas -empezando por la todopoderosa Google- y es de agradecer encontrar otras maneras de realizar estos proyectos. Resulta aburrido ver siempre el mismo tipo de presentaciones e imágenes, algunas de muy escasa calidad... En este caso, además, esta biblioteca digital sirve para dar a conocer el desconocido fondo bibliográfico de esta Real Academia, por cierto, la primera de estas instituciones que se creó en España allá por el año de 1700. Sus libros no están integrados en el CCPB y hasta ahora el mejor modo de conocer su fondo antiguo era mediante un catálogo publicado en 1991. El catálogo digital cuenta hasta el momento con 599 títulos de los siglos XV a XIX. Tres incunables, 138 del siglo XVI y así en aumento incluyendo también algunos libros manuscritos.

Venetiis: mandato & expensis nobilis viri domini Octaviani Scoti, per Bonetum Locatellum, 1498.

25 octubre 2011

Jaime Moll in memoriam

El mundo de la bibliografía y la literatura y de la investigación española en general tiene que lamentar la muerte de D. Jaime Moll, tantas veces citado aquí. Sin duda, la bibliografía española actual no sería la misma de no haber existido Jaime Moll, precursor e impulsor aquí de los estudios de bibliografía material. Yo no lo conocí personalmente y me hubiese gustado hacerlo para pedir consejo y opinión a alguien con una autoridad y una sapiencia forjadas a lo largo de muchísimos años de infatigable labor investigadora, hecha a la manera de los bibliógrafos de antes: calmada, paciente, manual, atenta a los detalles. Hace menos de un año se editaba nuevamente, revisado y ampliado y acompañado en el mismo volumen por un buen número de sus trabajos de investigación sobre la imprenta española, su gran obra, Problemas bibliográficos del libro del Siglo de Oro. En una entrada antigua de este blog ya hice un comentario de ella y recomendaba a todos los interesados en la historia del libro su lectura atenta. Lamentablemente la persona se ha ido, pero nos ha dejado unas obras por las que debe ser considerado como una de las principales figuras de la historia de la bibliografía española. Seguiremos leyéndolo y aprendiendo de él.

Leer obituario de El País (26 de octubre)

22 octubre 2011

THE JOHN CARTER BROWN LIBRARY

Algunas bibliotecas en el mundo se destacan por su trabajo en favor de la conservación y difusión del libro antiguo. Las que más me interesan a mí por razones de investigación son las que albergan fondos de libros españoles y como es lógico las principales están en España, pero fuera de aquí también las hay y muy buenas. Hoy traigo aquí un buen ejemplo de biblioteca al servicio de la conservación, difusión e investigación del libro antiguo, la John Carter Brown Library, biblioteca independiente aunque dentro de la estructura de la Brown University en Providence. Fue John Carter Brown un bibliófilo especializado en libros sobre América, la del Sur y la del Norte, que fundó la biblioteca en 1846. Su colección la heredó y la aumentó su hijo, John Nicholas Brown, quien propició el nacimiento de la biblioteca John Carter Brown al servicio de la investigación histórica y quien mandó construir su edificio actual. Desde 1901 forma parte de la Universidad de Brown. Su colección cuenta con 50.000 libros anteriores a 1825 y muchos de ellos son fondos españoles e hispanoamericanos. También cuenta con una importante colección de libros en portugués. Herramientas de difusión que están en su web son las exposiciones físicas y virtuales. Una buena muestra es "Spanish historical writing about the New World", donde podemos encontrar la Epistola de Cristóbal Colón de Roma 1493, las Cartas de Relación de Cortés de 1522, la Relación de Alvar Núñez Cabeza de Vaca impresa en Zamora en 1542 o la Historia de la Nueva México de Alcalá de Henares, 1610, entre sus libros más destacados por su gran rareza. Nutrida también con libros hispánicos está la exposición de Melchor Pérez de Soto, astrólogo y arquitecto mexicano de mediados del siglo XVII que reunió una colección de 1592 libros y que fue acusado por la Inquisición de posesión de libros prohibidos. De tema portugués tenemos "Portugal and Renaissance Europe".
Otra sección muy interesante es "I found it at the JCB", publicación mensual donde jóvenes investigadores que pasan por la biblioteca tratan de algún libro o mapa que ha formado parte de su investigación. A quien pueda interesar la biblioteca va a otorgar cuarenta becas para los años 2012 y 2013. Por último, decir que cuenta con un servicio de publicaciones dedicado también a la difusión de su rica colección. El catálogo de la biblioteca lo encontramos incluido en el catálogo general de las bibliotecas de la Universidad de Brown. Y un buen número de sus libros se han digitalizado a través de Internet Archive.

Zamora: Agustín de Paz y Juan Picardo, 1542. JCB. [R] B542.N972r 

20 septiembre 2011

EXPOSICIÓN DE EMBLEMÁTICA EN MARQUÉS DE VALDECILLA

Como no podía ser de otra manera, y aunque esta información ya la conozcan quienes suelen leer este blog por otros medios, recomiendo la visita a la exposición que acaba de arrancar en la Biblioteca Histórica "Marqués de Valdecilla" de la Universidad Complutense; su título, "Palabras, símbolos, emblemas". Los que no puedan venir a Madrid pueden apreciar la calidad de esta muestra en la correspondiente Exposición virtual. En otras ocasiones se ha tratado aquí de la estrecha relación entre marcas tipográficas y emblemas ya que muchas de ellas se nutren de las imágenes y los temas de estos últimos. Como muestra esta palma utilizada como marca por varios impresores de los siglos XVI y XVII.

13 septiembre 2011

BIBLIOGRAFÍA MATERIAL, IMPRENTA Y LITERATURA: EL CASO DE LA FAMA PÓSTUMA DE LOPE DE VEGA

Por decirlo en pocas palabras la bibliografía material es la disciplina que trata del libro desde el punto de vista de su fabricación. Cómo fue hecho y qué elementos lo componen a partir de su descripción material: papel, tipografía, formato, disposición del texto, partes del texto, adornos tipográficos, grabados, signaturas, reclamos, numeración... A la vista de varios ejemplares, cuantos más mejor, se puede hacer una descripción completa y pormenorizada de la edición a la que representan señalando las diferencias significativas entre ellos si las hubiere. Las tipobibliografías modernas que se han hecho en España, con mayor o menor fortuna, desde la edición de la obra de Julián Martín Abad sobre la imprenta en Alcalá de Henares en el siglo XVI, han seguido casi todas los dictados teóricos establecidos por la bibliografía material.
Veamos de manera resumida cuáles son estas partes básicas que cualquier descripción de este tipo tiene que señalar. Primero unos datos básicos: formato, colación, extensión de la obra, erratas de signaturas y de paginación, tipo de letra, otros elementos como iniciales grabadas, adornos tipográficos, grabados, apostillas marginales, reclamos, disposición del texto en columnas. A continuación la identificación y descripción de las diferentes partes de la obra indicando qué lugar ocupan: portada con transcripción facsimilar, textos preliminares, texto de la obra señalando sus diferentes partes si las tiene, índices y colofón. Las descripciones más rigurosas incluyen todos estos elementos y pueden añadir una identificación de los tipos indicando su tamaño o una transcripción facsimilar de muchas más partes del texto. Esta forma de describir una obra impresa es fundamental para conocer el modo en el que fue compuesta y los avatares que pudo tener en su proceso de impresión.
Los casos son muy variados y no todos los libros son iguales ni presentan las mismas características, obvio. Por la fecha de composición no tiene nada que ver un incunable con un libro del siglo XVII, por ejemplo, y por el tipo de impreso no tiene nada que ver uno de pocas hojas con un libro de cientos de páginas. O por el país de fabricación tampoco. Cada libro puede necesitar una descripción diferente dependiendo de las características que posea. Eso por no hablar de los ejemplares: uno puede conocer 15 ejemplares de una misma edición y haber analizado 10 de ellos resultando todos iguales y de entre los 5 que no ha podido describir por la circunstancia que sea encontrarse uno con una importante diferencia con el resto.
En el caso de las obras literarias la bibliografía material es una importante herramienta para descubrir variantes. Bibliografía material y crítica textual se dan la mano. Las obras literarias requieren una descripción pormenorizada de su contenido pues además suelen ser las que más diferencias presentan de un ejemplar a otro. Para ilustrar esta entrada me voy a fijar en una obra promovida por Juan Pérez de Montalbán en 1636, la Fama pósthuma a la vida y muerte del doctor frey Lope Félix de Vega Carpio, editada en Madrid en la Imprenta del Reino. En su interior hay decenas de composiciones poéticas y a la vista de dos ejemplares aparentemente iguales he encontrado lo siguiente:


En el recto del folio 42 vemos que cada ejemplar contiene una composición poética diferente lo que causa que los cuadernos F sean distintos. En términos de descripción bibliográfica material se expresaría así el primer caso (hasta el final del cuaderno F):


f.42 r-46 r: En la Muerte del Fenix de España Frey Lope Felix de Vega Carpio. La señora doña Bernarda Francisca de la Cerda.

No de laurel las musas coronadas, / ...

[Al final, adorno tip.].

f.46 v-48 r: Elegia. En la Muerte de Lope de Vega Carpio, &c. Por don Gabriel Bocangel y Vnçueta, ...

Si Reduzido a numeros el llanto / ...

[Al final, adorno tip.].

f.48 v: Christophori Salazarij Mardones Cippus sepulcralis.

Y el segundo:

f.42 r-46 v: En la Muerte del Fenix de España Frey Lope Felix de Vega Carpio. De la señora doña Bernarda Ferreyra de la Cerda.

Entre dos altos riscos del Parnaso / ...

f.47 r-48 r: Elegia. En la Muerte de Lope de Vega Carpio, &c. Por don Gabriel Bocangel y Vnçueta, ...

Si Reduzido a numeros el llanto / ...

f.48 v: Christophori Salazarij Mardones Cippus sepulcralis.

En el caso de haber hecho una descripción sin detalle del contenido esta importante diferencia que ocasiona la existencia de dos estados habría pasado inadvertida. Por otro lado, gracias a este análisis material también sabemos que la primera de las dos variantes fue impresa antes porque en la segunda el cajista o componedor de la imprenta para no tener que modificar más cuadernos tuvo que emplear un tipo de letra más pequeño y prescindir de los adornos tipográficos que sí están en el primer estado. En Google Books están digitalizados estos dos ejemplares pertenecientes a la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla.


Algo de bibliografía

Tres obras básicas (por orden cronológico)

McKerrow, Ronald B. Introducción a la bibliografía material. Trad. Isabel Moyano Andrés; rev. Julián Martín Abad. Madrid: Arco Libros, 1998. [Primera ed. en inglés en 1927].
Bowers, Fredson. Principios de descripción bibliográfica. Madrid: Arco Libros, 2001. [Primera ed. en inglés en 1949].
Gaskell, Philip. Nueva introducción a la bibliografía material. Pról. y rev. técnica José Martínez de Sousa. Gijón: Trea, 1999. [Traducción con algunos errores en cuanto a terminología. Primera ed. en inglés en 1972].

Tipobibliografías españolas, dos buenos ejemplos.

Martín Abad, Julián. La imprenta en Alcalá de Henares (1502-1600). Introducción a la "Tipobibliografía Española"; José Simón Díaz. Madrid: Arco Libros, 1991.
Fernández Valladres, Mercedes. La imprenta en Burgos (1501-1600). Madrid: Arco Libros, 2005.

Sobre bibliografía de Juan Pérez de Montalbán:

Profeti, Maria Grazia. Per una bibliografia de J. Perez de Montalbán. Verona: Universita degli Studi di Padova, Istituto di lingue e letterature straniere di Verona, 1976. [Completada con Addenda e corrigenda, 1982]. Disponibles en Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Ninguna de las dos obras señala los estados aquí descritos de la Fama pósthuma.

03 agosto 2011

YA SON TRES AÑOS

Y con este se cumplen tres años de vida de este cuaderno. Publico la noticia con bastante retraso pues el día exacto es el 18 de julio, pero quería hacer algo especial que me ha llevado más tiempo del que pensaba. Gracias a una nueva función de blogger he añadido una página al blog independiente de esta donde escribo. En ella he recopilado todos los enlaces que han ido apareciendo aquí durante estos tres años. Además he añadido otros que me parecen importantes. Espero que esta página sirva a todos aquellos interesados en el libro antiguo: bibliotecarios, catalogadores de fondo antiguo, becarios, bibliófilos, bibliógrafos, investigadores, etc., etc. No doy por finalizada esta nueva página pues añadiré nuevos enlaces y es posible que haga cambios en su organización. Esta es solo una primera versión. Gracias a todos los que durante estos tres años me han hecho comentarios dentro y fuera del blog que por suerte han sido casi siempre elogiosos. A por el cuarto año.

30 junio 2011

DE MANUSCRITO A IMPRESO

Buscando en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes información sobre manuscritos e impresores me he encontrado con esta interesante carta de Luis de la Puente (1554-1624) en la que se mencionan algunos de los procesos que se llevaban a cabo antes de que una obra apareciera en su forma impresa. Reproduzco aquí el documento:

Al Padre Diego Guálbez, en Pamplona


Valladolid, 22 de septiembre de 1615

IHS

Pax Christi, etc.

Heme detenido en-enviar a V. R. esos dos libros, por no haber tenido nueva cierta de que estaba efectuado el concierto. Mas el Padre Diego de Poveda me lo asegura tanto, que me he resuelto enviarlos con una persona honrada que se encarga dello, cuyo nombre escribe el Padre Poveda. Dentro de cada uno va la licencia del Padre Provincial, para imprimirlos, con que se sacó el previlegio del Rey. No envío los previlegios, porque no son necesarios ni las aprobaciones de los revisores, porque se quedaron en Madrid. Por caridad pido a V. R. que se presenten luego en Consejo, y se procure el breve despacho, porque la brevedad es de importancia; y avíseme V. P. del recibo; porque, como no me queda otro original, estaré con cuidado hasta saberlo.

De las advertencias cerca de la impresión no digo nada hasta su tiempo, que las enviaré todas juntas. Ahora sólo digo que, aunque el cuarto tomo tiene cien hojas más que el tercero, pero el tercero tiene mucho de mi letra, que es más metida que la del escribiente; y así, vendrán a ser iguales. Aquí he echado la cuenta con un impresor o componedor, y hallamos que, si se imprimían de «atanasia», saldrían muy grandes y llegarían a ciento veinte pliegos; y así, me inclino a que entrambos vayan de letra de lectura, que me dicen la hay en esa ciudad muy buena; y con esto tendrá cada uno poco más de cien pliegos.

Vuestra Reverencia podrá hacer que los impresores de ahí echen la cuenta; y todo lo remito a la caridad de V. R.

El tercer tomo le desencuaderné para trocar algunos capítulos y añadir algo que faltaba; y ansí, van los números de las hojas con borrones, y algunos van errados, unas veces repitiendo y otras saltando; pero todo es fácil de entender con otros reclamos que hay; y como es inconveniente temporal, traguélo por que se mejorase lo perpetuo.

A Nuestro Señor, para cuya gloria se ordena, suplico guarde y ayude a V. R. y al Padre Francisco Martínez, para que den buen cobro desta obra, para bien de muchas almas.

En mi poder tengo 168 escudos de oro que me dieron de limosna, y son los que ofrecí en la carta pasada, para ayudar a los impresores: valen 2.177 reales. Lo que falta para 200 ducados, yo lo supliré. Al Padre Martínez, que tenga ésta por suya; que yo le escribiré muy largo después. Y al Padre Rector, mis grandes encomiendas, y al Padre Alonso Vázquez y guarde Nuestro Señor a V. R.

Valladolid, 22 de septiembre, 1615.

†LUIS DE LA PUENTE†


Para contextualizar un poco esta carta en ella trata Luis de la Puente de la que sería la edición de la tercera y la cuarta partes de su obra La perfección cristiana que se editaron por separado en Pamplona en 1616. La transformación del manuscrito en impreso comenzaba como es lógico con el autógrafo del autor que era copiado por un "escribiente". Aquí el texto refiere los manuscritos copiados en su mayor parte por un amanuense aunque con texto autógrafo del propio autor. Por lo que dice del tercer tomo las copias fueron revisadas de nuevo por él y en este tomo se decidió a incluir más texto por lo que tuvo que desencuadernarlo e incluir notas para que en la imprenta supieran llevar el orden correcto. Este manuscrito surgido de un autógrafo y de nuevo revisado por el autor es lo que se conoce como original de imprenta (en el caso de las reediciones el original de imprenta era un ejemplar de una edición anterior), la base para preparar la impresión. Sin embargo, antes de que este manuscrito llegara a la imprenta había que enviarlo al Consejo de Castilla (o a otros si la licencia se solicitaba para otros reinos) para que éste concediera la licencia de impresión pertinente. Esto fue así desde la Pragmática de 7 de septiembre de 1558 en la que se establecía que el manuscrito debía salír del Consejo con todas sus hojas rubricadas por el secretario señalando al final el número total de hojas y las enmiendas que debían hacerse. También hace referencia Luis de la Puente a este paso previo a la impresión, así como a los textos de aprobaciones civiles y eclesiásticas que debían acompañar al original. Una vez llegado el manuscrito a la oficina de imprenta, allí con el contrato de impresión entre autor o editor e imprenta, se decidía el formato del libro, el tipo de letra, la tirada, el ritmo de impresión, etc., y se procedía a preparar la impresión con la cuenta del original, es decir, un cálculo aproximado de cuántas líneas del manuscrito formarían cada plana del impreso y por tanto de cuántos pliegos harían falta para la impresión completa. El método de impresión por formas obligaba a hacer esta operación que resultaba crucial para que el libro estuviera regularmente impreso en cuanto a número de líneas y de caracteres por hoja y para que el operario de la imprenta supiera qué parte del texto correspondía a cada plana. Esta forma de imprimir supone tener el pliego extendido en la prensa de manera que en un formato en folio, por ejemplo, pueden coincidir las hojas 1 y 4 por un lado y la 2 y 3 por el otro. En el caso de hacer la cuenta mal, corta o larga, el cajista disponía de recursos tipográficos para o bien comprimir o bien alargar el texto (letras abreviadas, mayor separación entre palabras) y así ajustarse a la cuenta hecha. Menciona Luis de la Puente también este proceso y creo que resulta llamativo que se preocupara tanto por él, pues antes de enviar los manuscritos a la imprenta los había llevado a un impresor amigo para que calculara el número de pliegos, incluso manejando dos tipos de letra, más grande, "la atanasia", y más pequeña, la de "lectura". Para acabar de relatar el proceso, una vez realizada una copia impresa esta prueba se enviaba al Consejo junto con el original de imprenta utilizado para que procedieran a comprobar que lo impreso era el texto que se había autorizado. Fe de erratas y tasa se redactaban en este momento en el Consejo para que la imprenta los incluyera en los preliminares legales.

Para ilustrar esta entrada he estado buscando algún original de imprenta digitalizado y disponible en internet y me he encontrado en la Biblioteca Digital Hispánica con el  Libro titulado vida política de todos los estados de mujeres de fray Juan de la Cerda (Alcalá de Henares: Juan Gracián, 1599) que sirvió a Sonia Garza Merino para hacer un muy buen artículo sobre la cuenta del original. Esta investigadora se ha especializado en los originales de imprenta y esperamos con mucho interés la publicación de su tesis doctoral en la que localizó y analizó 82 originales de imprenta, incluyendo el original del Sinodal de Aguilafuente, considerado el primer incunable español. También en la BDH se encuentra el impreso al que dio lugar lo que vale para compararlo con el manuscrito lleno de las correcciones hechas en una primera fase por el autor y de las marcas y anotaciones de los operarios de la imprenta -incluso de sus huellas de tinta-. El estudio de los originales de imprenta españoles en los últimos años ha tomado algo de relevancia gracias a los estudios de Francisco Rico -no exentos de polémica aplicados a la edición princeps del Quijote-, Pablo Andrés Escapa, la citada Sonia Garza Merino, Florencio Sevilla Arroyo y otros especialistas en los impresos antiguos.

Bibliografía
Andrés Escapa, Pablo: "Autores en la oficina del impresor: tres reimpresiones del Siglo de Oro español y un aplazamiento", en Boletín de la Real Academia Española, LXXIX (1999), p. 249-266.
Andrés Escapa, Pablo [et. al.]: "El original de imprenta", en Imprenta y crítica textual en el Siglo de Oro, Valladolid: Universidad, 2000, p. 29-64.
Dadson, Trevor: "Entre componedores y correctores", en Imprenta, libros y lectura en la España del Quijote, Madrid: Imprenta Artesanal, 2006, p. 225-242.
Garza Merino, Sonia: "La cuenta del original", en Imprenta y crítica textual en el Siglo de Oro, Valladolid: Universidad, 2000, p. 65-95.
Paredes, Alonso Víctor de: Institución y origen del arte de la imprenta y reglas generales para los componedores. Ed. de Jaime Moll. Madrid: Calambur, 2002.
Sevilla Arroyo, Florencio: "Cuenta del original y remedios de cajista en la princeps del primer Quijote", en Bulletin of the Cervantes Society of America, 28, 1, p. 53-82. 

Madrid. BN. Mss/19212 y R/4067

17 mayo 2011

IMPRESOS E IMPRESORES EN ARCHIVOS EN LÍNEA (III)

Otros archivos que no se encuentran integrados en el portal PARES están creando sus páginas con la descripción y catalogación de sus fondos y en algunos casos con la digitalización de los documentos. En DARA se encuentran integrados algunos archivos de Aragón y entre ellos están los archivos histórico provinciales de Zaragoza, Huesca y Teruel donde se pueden encontrar noticias de impresos e impresores de los siglos pasados. Aquí me he encontrado el libro de cuentas de los impresores oscenses Pedro Blusón y Juan Francisco de Larumbe. Un buen ejemplo de las noticias interesantes que podemos hallar.
Otro archivo cuya presencia en internet seguramente no es muy conocida es el de la Catedral de Burgos. Desde luego la página web y el catálogo que ha creado la Cajacírculo, la entidad que está catalogando e informatizando el archivo, no son nada atractivos (ni modernos), pero a cambio ahí se pueden encontrar un buen número de documentos sobre la imprenta burgalesa desde la época incunable. En este caso sólo hay descripción y localización dentro del archivo, nada de imágenes.
Por último otro archivo de catedral, la de Santiago de Compostela. Aquí desde hace ya bastante su canónigo archivero, José María Fernández, en una gran labor de difusión de los fondos que atesora (y nunca mejor dicho) ha apostado por las nuevas tecnologías. Existe un catálogo en el que se están volcando los cientos de documentos acompañados muchos de ellos de sus respectivas imágenes. Según se lee en su página de presentación de momento se encuentran únicamente los protocolos notariales, precisamente un tipo de documentación muy rica para conformar la historia de la imprenta y del mundo del libro en general. En los protocolos se encuentran todos aquellos actos privados que requerían de la presencia de un notario para tomar acta: testamentos, inventarios, contratos, ventas... Entre los documentos del archivo de la catedral de Santiago se encuentran noticias de los impresores compostelanos de los siglos XVI y XVII.

25 abril 2011

EXPOSICIÓN "NO SOLO TEXTO: IMPRESOS ILUSTRADOS"

Desde el día 19 de abril y hasta octubre se puede visitar en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza esta exposición nutrida con el fondo antiguo de la biblioteca de las Cortes de Aragón. El título de la muestra se debe a que se centra en enseñar frontispicios, marcas tipográficas, viñetas, orlas y grabados. En la nota de prensa de las Cortes se puede leer un resumen de su contenido. Aquí os dejo también un vídeo donde se ven algunas imágenes de los libros.

24 marzo 2011

TEXTOS DISPERSOS (II). MARÍA DE ZAYAS

En esta segunda entrega voy a tratar de los poemas en preliminares y en obras colectivas de María de Zayas, quien últimamente ha sido tema de interés para dos blogs amigos (uno y otro). Aparecieron composiciones suyas en las siguientes obras:
- La fábula de Píramo y Tisbe / Miguel Botello de Carvallo. Madrid: Viuda de Fernando Correa, 1621.
- Prosas y versos del pastor de Clenarda / Miguel Botello de Carvallo. Madrid: Viuda de Fernando Correa Montenegro, 1622.
- Orfeo en lengua castellana / Juan Pérez de Montalbán. Madrid: Viuda de Alonso Martín, 1624.
- Experiencias de amor y fortuna / Francisco de Quintana [pseudónimo, Francisco de las Cuevas]. Madrid: Viuda de Alonso Martín, 1626.
- El Adonis / Antonio del Castillo de Larzával. Salamanca: Oficina de Jacinto Tarberniel, 1632.
- Fama pósthuma a la vida y muerte del Doctor Frey Lope Félix de Vega Carpio / Juan Pérez de Montalbán. Madrid: Imprenta del Reyno, 1636.
- Lágrimas panegíricas a la temprana muerte del ... Doctor Juan Pérez de Montalbán / Pedro Grande de Tena. Madrid: Imprenta del Reyno, 1639.

Simón Díaz en Textos dispersos de autores españoles [1978] reproduce todos los poemas excepto el del Adonis y es que este ha sido el más esquivo para los investigadores. Desde Serrano y Sanz y sus Apuntes para una biblioteca de escritoras españolas [1903-1905] que no lo vio hasta últimamente, el volumen II del Diccionario Filológico de Literatura Española (siglo XVII) [2010] donde también se menciona, pero sin citar su primer verso por no haberse visto ningún ejemplar. En la biblioteca de la Universidad de Santiago de Compostela se conserva el que creo que es el único ejemplar conocido de esta obra y ya está digitalizado y disponible en su catálogo (por cierto, con la fecha equivocada por culpa de la manipulación a mano que sufre el año de la portada: 1632 alguien lo convirtió en 1633). También fue recogido por Bustamante en los Catálogos de la Biblioteca Universitaria, III, Impresos del siglo XVII, tomo primero 1600-1699 [1945]. Este ejemplar sí fue conocido por Barbeito Carneiro en el vol. II de Escritoras madrileñas del siglo XVII [1989] y así el poema de Zayas, al igual que el resto, es convenientemente reproducido. Recientemente Don W. Cruickshank ha publicado un artículo tratando de este Adonis basándose en el ejemplar de Santiago. En él se fija sobre todo en otros autores que aparecen en los preliminares de la obra y en el estilo poético del Adonis del que identfica influencias de Góngora. A María de Zayas la acompañan en preliminares composiciones de Calderón de la Barca,  Antonio Hurtado de Mendoza, Mira de Amescua, Juan Pérez de Montalbán, Jerónimo de Villaizán y Tirso de Molina, entre otros. La imagen de la página del poema de María de Zayas es la que aquí incluyo. Para otras composiciones poéticas que Zayas escribió para sus obras en prosa se puede consultar la amplia selección que hizo Julián Olivares en Tras el espejo la musa escribe [1993].


Bibliografía:
Barbeito Carneiro, María Isabel: Escritoras madrileñas del siglo XVII: estudio bibliográfico-critico. Madrid: Universidad Complutense, 1986. 2 v.
Bustamante y Urrutia, José Mª: Catálogos de la Biblioteca Universitaria. III. Impresos del siglo XVII: tomo primero 1600-1669. Santiago: Universidad de Santiago de Compostela, Secretariado de publicaciones, 1945.
Cruickshank, Don W.: "The lost Adonis of Antonio del Castillo de Larzával", en Bulletin of Hispanic Studies, vol. 86, nº 6 (2009), p. 813-822.
Diccionario filológico de literatura española (siglo XVII) / dirección Pablo Jauralde Pou ; coordinación Delia Gavela, Pedro C. Rojo Alique. Madrid: Castalia, 2010. 2 v.
Serrano y Sanz, Manuel. Apuntes para una Biblioteca de Escritoras Españolas desde el año 1401 al 1833. Madrid: Sucesores de Rivadeneyra, 1903-1905. 2 v.
Simón Díaz, José: Textos dispersos de autores españoles. I. Impresos del Siglo de Oro. Madrid: CSIC, 1978 (Cuadernos bibliográficos; 36).
Tras el espejo la musa escribe: lírica femenina de los Siglos de Oro / ed., introd. y notas Julián Olivares, Elizabeth S. Boyce. Madrid: Siglo Veintiuno de España, 1993.

21 marzo 2011

REAL BIBLIOTECA DEL MONASTERIO DEL ESCORIAL

Dentro de poco se va a editar en papel el catálogo de los libros impresos de la biblioteca del Monasterio de El Escorial y esta es una gran noticia pues hasta ahora sólo existían algunos catálogos parciales de este fondo. Y toda la labor de catalogación de su fondo impreso para este nuevo catálogo de la magnífica serie de las bibliotecas de los Patronatos Reales (ahí ya están publicadas las del Palacio Real, el Monasterio de las Descalzas, el Monasterio de la Encarnación, el Monasterio de las Huelgas y el Monasterio de Santa Clara) se ha traducido también en el nacimiento de un OPAC en su página web. La importancia y la fama de los fondos manuscritos de esta biblioteca quizás había hecho oscurecer un poco su fondo de impresos antiguos y conocer aquéllos era relativamente fácil gracias a los numerosos catálogos con que cuenta, no así los impresos. La publicación de este catálogo saca a la luz un fondo compuesto por unos 40.000 volúmenes, con más de 600 incunables y más de 10.000 del siglo XVI.

20 marzo 2011

IMPRESOS E IMPRESORES EN ARCHIVOS EN LÍNEA (II)

"En esta Corte andan dos hombres muy perjudiciales en materia de imprimir indevidamente libros y meter otros de sospechosa lectura, sin nombre de autor ni lugar de impressión ni tiempo. Y si en algunos le ponen es supuestamente. El uno de estos es un francés llamado Antonio Roqueto. Este asiste en la imprenta de Joan Flamenco el qual vive al Cavallero de Gracia, y la casa donde vive el dicho Ant[onio] Roqueto es a la calle de S. Bartholomé, a lo último de la calle. Y su muger se llama María de Burgos. Este imprime secretamente qualquier cosa prohibida y sin licencia y se puede creer a impresso el Don Chittón y el Tapaboca, y las Cartas de Ingalaterra, y unas de los estados revelados y otras cosas de esta clase, las quales, aunque yo con la orden que tengo de V.A. pudiera aver ido a su cassa y tomádolas, no lo e hecho por no querer por este modo convencerle y que diga que no son suyas ni él las imprime sino e enviado a su cassa a personas fidedignas a comprarlas, aunque por excessibo precio, para que estos tales puedan deponer jurídicamente quando V. A. lo ordenare de lo que aquí refiero".  

Este texto está extraído de los documentos inquisitoriales del proceso que acabó con la inclusión de El chitón de las tarabillas, libelo político de Quevedo publicado en 1630, en el Índice de libros prohibidos del año 1632. Se conservan estos documentos en la sección de Inquisición del Archivo Histórico Nacional, el gran archivo de los archivos españoles, y son solo una pequeña muestra de las jugosas noticias que podemos sacar de toda la acción que la Inquisición española llevó a cabo para el control de obras prohibidas, librerías, imprentas y todo aquello que atentara contra los dictados políticos y morales impuestos. En PARES he probado a buscar documentos que sobre el mundo del libro tenga esta sección del Consejo de la Inquisición y los resultados han sido decepcionantes. El proceso de catalogación de fondos, series y expedientes hasta llegar a la unidad documental en un archivo que guarda millones de documentos es una labor gigantesca y en PARES ya hay incluidos miles de ellos, muchos con imágenes, pero me imagino que pasarán muchos años hasta que esté el archivo completo. Otra sección en la que se pueden encontrar muchas noticias sobre la imprenta es la del Consejo de Castilla, que era el organismo con competencias sobre el  gobierno y justicia  del reino. Ahí están, por ejemplo, las solicitudes y aprobaciones necesarias para que una obra saliera a la luz. Una nueva búsqueda y también resultados escasos. En la web del Archivo podemos encontrar digitalizados la solicitud y el informe favorable para la licencia de impresión de la primera parte del Quijote, pero sin embargo no está aún dentro de PARES. Hasta que esté todo catalogado quizás no sería mala idea por parte del AHN digitalizar y poner a disposición de todo el mundo los muchos instrumentos de descripción, catálogos impresos y mecanografiados, algunos solo consultables en la sala del archivo, que siguen siendo importantísimos para acceder a la documentación.


Solicitud de Cervantes
Informe favorable para la licencia

07 marzo 2011

IMPRESOS E IMPRESORES EN ARCHIVOS EN LÍNEA (I)

La presencia de los catálogos en línea y de lo digital en los archivos es mucho más escasa que en las bibliotecas. Sin embargo poco a poco parece que van entrando también en el terreno de la difusión en internet y las posibilidades que ofrecen para la investigación son obviamente inmensas. En esta entrada voy a centrarme en el archivo de la Real Chancillería de Valladolid que recientemente ha colgado en PARES su fondo del Registro de Ejecutorias con más de 180.000 registros descriptivos y más de dos millones de imágenes. Este fondo viene a sumarse a otros ya descritos o en proceso. Lo mejor antes de iniciar una investigación en un archivo, también ahora en sus versiones digitales, es saber qué podemos encontrar en las diferentes secciones que lo integran, su cuadro de clasificación. Para saber qué podemos encontrar relacionado con el mundo del libro he hecho unas cuantas búsquedas por palabras generales como "impresor", "librero", "imprenta", "mercader de libros" o "impresión".  La mayoría de los documentos son de pleitos entre personas por contratos incumplidos, acuerdos no satisfechos por alguna de las partes, denuncias, herencias...; lógicamente tratándose de este archivo todos relacionados con la administración de justicia. Los resultados de la búsqueda me parecen espectaculares y necesariamente han de aportar nuevos datos sobre impresores y libreros españoles sobre todo del siglo XVI. Algunos nombres conocidos con los que me he topado: Juan Gracián, Andrés de Portonariis del que se dice que es vecino de Ciudad de México, Juan de Porres que según un documento estaba ya activo en Salamanca en 1487, Juan Bautista Varesio, Francisco Fernández de Córdoba, Julio Junti, etc. Otros nombres menos conocidos o directamente desconocidos: Pedro de Celada, impresor de León, del que se dice que murió en Nápoles; una Beatriz de Herrera de Burgos relacionada con el mundo de la imprenta en fecha tan temprana como 1505; Benito Sánchez de Córdoba, supongo que el mismo Benito Sánchez del que se conoce una sola impresión, pero hecha en Sevilla. Podría haber mencionado muchos más nombres y hechos que pueden ser desconocidos, pero esto no era más que una presentación de las posibilidades que ofrece la investigación en los archivos del Antiguo Régimen que siguen escalando puestos en el panorama digital. Próximamente me ocuparé de otros archivos históricos en línea importantes para la historia del libro.
Ejecutoria del pleito litigado por Catalina González con Juan de Porres, vecinos de Salamanca, sobre cumplimiento de una escritura y contrato de compañía para impresión de libros. 1487.

19 febrero 2011

TEXTOS DISPERSOS (I). LOPE DE VEGA

José Simón Díaz en su labor incansable como bibliógrafo  e investigador de la literatura española se dedicó durante varios años a publicar textos de los autores españoles de los Siglos de Oro que se encuentran escondidos en obras de otros autores o en obras colectivas. Su fuente principal para nutrirse de estos textos fueron los preliminares de los libros. En varias entregas fue publicándolos en la Revista de Literatura y finalmente los reunió todos en Textos dispersos de autores españoles. I: Impresos del Siglo de Oro. En estas páginas se publicaron poemas y textos en prosa (prólogos y aprobaciones sobre todo) de autores como Calderón de la Barca, Vélez de Guevara, Salas Barbadillo, Juan Pérez de Montalbán, Bocángel, Castillo Solórzano, Mira de Amescua, Paravicino y Arteaga, entre otros.
Tiene otras publicaciones Simón Díaz en las que se interesa por este tipo de textos y en su gran bibliografía, la BLH (Bibliografía de la Literatura Hispánica) hay entradas dedicadas a ellos. En un tiempo en el que todavía no se manejaba el concepto de "paratexto" fue Simón Díaz un precursor en el estudio de este tipo de piezas. También se refleja así en su otra gran obra, El libro español antiguo: análisis de su estructura, donde define con maestría cómo eran las distintas piezas paratextuales que conforman el libro español del Siglo de Oro. Otra fuente fundamental para conocer estos textos son las tipobibliografías, las buenas -que no todas lo son-, donde se plasma su presencia y en el caso de la poesía se copia por lo menos el primer verso de los poemas.
A partir de esta entrada iré dejando aquí algunos de estos textos e intentaré no repetir ninguno de los publicados ya por Simón Díaz. En la desconocida obra del religioso de Ocaña Lorenzo de Santa Ana titulada Noches de Navidad (En Madrid: por Francisco Martínez, 1630) con ejemplar único en la Biblioteca de Castilla-La Mancha aparece el siguiente poema de Lope de Vega dedicado al autor en el recto de la hoja correspondiente a ¶5 en los preliminares:

A Lorenço de Santa Anta Fr. Lope Félix de Vega Carpio del Hábito de S. Iuan.
Décima.
Noche en que los Cielos dora
Sol diuino en carne humana
claro está que de Santa Ana 
truxo la cándida Aurora:
vos cuya Musa decora
la Seráfica harmonía
hazéis repitiendo el día, 
y la gloria de Dios hombre, 
que respete en vos el nombre
de la Madre de María.


08 febrero 2011

EXPOSICIÓN DE ALEGACIONES JURÍDICAS EN BARCELONA

En otras ocasiones ya se ha tratado aquí de las alegaciones en derecho. Ahora en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona se puede visitar hasta el 31 de marzo una exposición con el título "El fons d'al∙legacions jurídiques de la Biblioteca de l'ICAB". Esta institución cuenta con uno de los fondos de alegaciones más importantes de España con unos 10.000 títulos  y en su biblioteca digital, de donde he tomado las imágenes, se pueden ver algunas de ellas a texto completo. Además, en la labor de difusión de su rico fondo se están catalogando todas sus monografías antiguas que paulatinamente van apareciendo en su catálogo en línea.



07 febrero 2011

BIBLIOTECAS DE LAS ÓRDENES RELIGIOSAS ITALIANAS DE FINALES DEL SIGLO XVI

Biblioteca Apostolica Vaticana, Codice Vaticano Latino 11303.
Aprovechar tecnología actual para transmitir apuntes del pasado. Bibliografías y catálogos antiguos que ya no hace falta consultar físicamente para adentrarnos en ellos. En el ámbito hispánico ahí tenemos por ejemplo los volúmenes de la Bibliotheca hispana de Nicolás Antonio. ¿Es necesario digitalizar estas bibliografías antiguas? No es necesario, pero viene muy bien. Y siguen siendo accesibles porque están en muchos casos en ediciones modernas. Pero, ¿y los catálogos o bibliografías que ni siquiera llegaron a editarse en su tiempo? En este caso, y creo que independientemente de su calidad porque siempre habrá alguien que encuentre algo útil, su conjunción con la tecnología moderna es un modo ideal para adentrarnos en estas desconocidas obras. De esto sin embargo creo que no hay mucho disponible en la red. En la bibliografía española se me ocurre ahora la transcripción del manuscrito del catálogo de la biblioteca de Lastanosa conservado en la Biblioteca Real de Estocolmo. Bien, pues todo esto para anunciar que recientemente he descubierto una rica fuente manuscrita con ediciones antiguas, Le biblioteche degli ordini regolari in Italia alla fine del secolo XVI. Una base de datos formada a partir de los códices de la Biblioteca  Apostolica Vaticana que contienen los libros que se conservaban en los antiguos monasterios y conventos regulares italianos a finales del siglo XVI. Estas listas de libros fueron obtenidas por la Sacra Congregazione del Índice de libros prohibidos después de la publicación del Index Librorum Prohibitorum del año 1596, supongo que para controlar qué es lo que había en el propio seno de la Iglesia. Su ámbito temporal llega hasta 1603.  Estos documentos ya han sido utilizados para artículos y en el año 2006 hubo un congreso, con actas publicadas, que giraba en torno a ellos. Ahora en esta base de datos se han creado varios índices y con los datos proporcionados en los asientos bibliográficos originales se ha intentado identificar cada edición. Por lo que veo el trabajo aún está en proceso, pues muchos libros no tienen su identificación editorial. Hay que pensar en la parquedad de las noticias de este tipo de listas antiguas: en muchas ocasiones sólo mencionan alguna palabra del título, o sólo el autor, y el año de edición. Las posibilidades de estudios que ofrecen estos libros son variadas: qué tipo de libros se leía en los monasterios y conventos italianos, qué proporción había de libros religiosos y no religiosos, cuántos en latín y cuántos en lenguas vernáculas, cuáles eran los títulos más repetidos, qué procedencias tenían, cuántas obras prohibidas tenían... Además, pueden aparecer ediciones desconocidas en la actualidad. Nicolás Antonio me puede servir también como ejemplo del valor que tiene una bibliografía realizada hace varios siglos en este sentido: noticias de libros hoy desconocidos que fueron citados solamente allí y que hoy en día aún no podemos desechar que existieran de verdad; algunos son erróneos, pero otros muchos se ha demostrado con la aparición casual de un ejemplar que efectivamente existieron. Me centro en los libros españoles ahora. Por suerte se pueden hacer búsquedas por lugar de edición. Las ciudades con mayor número de títulos recogidos son Salamanca (144), Alcalá de Henares (63) y Barcelona (41). Con menos títulos están Sevilla (19), Zaragoza (16), Madrid (16), Valencia (16), Medina del Campo (13), Toledo (13), Valladolid (11), Burgos (7)... De entre los 63 registros de Alcalá está, por ejemplo, un Rosario de nuestra señora en español con año 1578. Obra rara dado el escaso número de ejemplares conservados en las ediciones que tuvo en el siglo XVI. En CCPB constan tres ediciones y ninguna de este año. Quizás error del manuscrito original, pero no es del todo descartable su veracidad.  Queda ya para los mayores especialistas el estudio de esta clase de asuntos bibliográficos.