22 mayo 2012

BIBLIOTECA DE MENÉNDEZ PELAYO. FONDO DE TEATRO ANTIGUO ESPAÑOL

La biblioteca Menéndez Pelayo de Santander siendo una de las grandes que hay en España también es una de las que menos difusión tiene a través de la red. En su página web encontramos un catálogo parcial de lo que contiene. Haciendo búsquedas me doy cuenta de que son mayoritarias las obras catalogadas del siglo XVI, siendo las de siglos posteriores muy pocas. Hay también una sección de obras digitalizadas interesante, pero muy escasa y poco práctica en cuanto a la presentación de las obras. Por último, tiene un inventario de las cartas y papeles manuscritos de los archivos personales que fueron de Menéndez Pelayo y que ahora forman parte de la biblioteca, con autores como Jovellanos, Bartolomé José Gallardo y el propio Marcelino Menéndez Pelayo. 
Ahora con motivo de la conmemoración del centenario de la muerte de Menéndez Pelayo se acaba de estrenar en el portal de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes un catálogo dedicado a su riquísimo fondo de teatro antiguo que incluye las obras digitalizadas. Está formado este fondo anterior a 1830 por algo más de 5000 piezas y cualquier estudio sobre teatro español antiguo y sobre los problemas bibliográficos y editoriales de las comedias sueltas y desglosadas, especialmente de los Siglos de oro, es raro que no tenga que pasar por su consulta. La navegación por el catálogo se ha pensado a través de dos listas alfabéticas, Autores u Obras, algo que no resulta demasiado ágil. Además, a falta de un buscador para la localización y el conocimiento de las obras se ha digitalizado en formato PDF el catálogo que en cuatro volúmenes realizó la editorial Reichenberger en el año 2001. Una sección que resulta muy atractiva es la de Instrumentos bibliográficos, donde se recoge digitalizado un gran número de estudios, algunos de ellos de muy difícil localización hasta ahora, sobre teatro español de bibliógrafos y especialistas como Cruickshank, Aguilar Piñal, Jaime Moll, Cotarelo, Profeti o Germán Vega.
De momento son 600 las obras teatrales digitalizadas y en posteriores fases se irán incluyendo todas las que faltan. El nacimiento de este nuevo catálogo dedicado al teatro es una buena noticia y supone un gran avance en cuanto a la difusión por internet de los fondos de esta gran biblioteca, cumpliendo y actualizando a los tiempos actuales el deseo que Menéndez Pelayo dejó a su muerte de facilitar el acceso a todos los interesados a la biblioteca que cedía a la ciudad de Santander.

[Madrid]: Librería de los Herederos de Gabriel de León, [s.a.]